Atentados Terroristas Contra las Torres Gemelas desde una Perspectiva Bíblica

Nueva York – Hoy domingo se cumplen 15 años de la tragedia que selló un antes y un después en la historia de los Estados Unidos, cuando dos aviones se impulsaron contra el World Trade Center de Nueva York, causando la muerte de miles de personas entre ellos cristianos.

Un día como hoy en 2001 cambió para siempre la historia de los Estados Unidos: trastornó la diplomacia y política de seguridad de este país, que desde entonces libra una guerra perpetúa contra el “terrorismo” yihadista sin lograr poner fin al “caos” en Medio Oriente.

Los ataques del 9/11 incitaron la incursión de Afganistán por parte de una coalición liderada por Estados Unidos para desalojar al régimen talibán, que había ofrecido santuario al líder de Al Qaida, Osama Bin Laden.

El actual presidente de los Estados Unidos Barack Obama, en el poder desde enero de 2009, rechazó el intervencionismo militar en las guerras del mundo árabe y busca reconciliar a Estados Unidos con las naciones musulmanas, dejó a su país en un estado de conflicto permanente contra el “terror” islamista, advierten los expertos. Sin embargo la palabra de Dios afirma que escucharemos discursos de paz en los tiempos finales.

Apártate del mal, y haz el bien; Busca la paz, y síguela.Salmos 34:14

El Anticristo se aprovechará de un falso “tratado de paz” para destruir a muchos lo cual está ocurriendo y esto es bíblico veamos los siguientes versículos.

23 Y al fin del reinado de éstos, cuando los transgresores lleguen al colmo, se levantará un rey altivo de rostro y entendido en enigmas.

24 Y su poder se fortalecerá, mas no con fuerza propia; y causará grandes ruinas, y prosperará, y hará arbitrariamente, y destruirá a los fuertes y al pueblo de los santos.

25 Con su sagacidad hará prosperar el engaño en su mano; y en su corazón se engrandecerá, y sin aviso destruirá a muchos; y se levantará contra el Príncipe de los príncipes, pero será quebrantado, aunque no por mano humana.Daniel 8:23-25

El demócrata, que dejará la Casa Blanca en enero, será recordado como el presidente que sacó a Estados Unidos de Irak y Afganistán, conflictos devastadores iniciados por su predecesor republicano George W. Bush en respuesta a los peores atentados de la historia y bajo la bandera de la “guerra mundial contra el terrorismo”.

Pero, “15 años después del 11 de septiembre, las guerras en Medio Oriente, las metástasis del EI (grupo Estado Islámico), la radicalización en línea y los atentados en Europa y Estados Unidos impide enterrar el paradigma de la ‘guerra mundial contra el terrorismo’”, estimó el viernes Tamara Cofman Wittes, directora de investigación de Brookings, para el Foro Económico Mundial.

De hecho, la primera potencia mundial permanece comprometida militarmente, de manera limitada o dando apoyo logístico, en múltiples teatros de operaciones: en Siria e Irak contra el Estado Islámico, en Afganistán, Libia, Yemen, Somalia o Nigeria ante una infinidad de insurrecciones islamistas.
“Obama piensa que hay que evitar las grandes guerras que agravan las cosas”, explicó a la AFP Hussein Ibish, investigador del Arab Gulf States Institute en Washington. En este aspecto, el comandante en jefe hizo ingresar a sus militares en una nueva era: drones, fuerzas especiales, formación de ejércitos locales, entre otros aspectos.

El costo humano y financiero es ahora más limitado, tras 5,300 soldados estadounidenses muertos y 50,000 heridos, además de 1,6 billones de dólares gastados entre 2001 y 2014 en Irak y en Afganistán, según el Congreso.

Esta política militar de Obama había terminado en mayo de 2011 cuando fuerzas especiales estadounidenses mataron en su casa en Pakistán al jefe de Al Qaida responsable de los ataques del 11 de septiembre, Osama bin Laden. Pero para Ibish, este “uso limitado de los recursos” militares “se parece a una guerra ininterrumpida”.

Noticias Relacionadas:

Sobreviviente de Atentado a Torres Gemelas Puso su Confianza en Dios

Últimas Noticias Cristianas

Comentarios