Destruyen Iglesias en Afganistán

Afganistán ocupa el cuarto lugar de los que más persiguen cristianos en todo el mundo. Afganistán es un escenario de guerra desde la invasión liderada por Estados Unidos. Es tierra de los radicales y Al Qaeda y todas las manifestaciones religiosas están prohibidas. En 2010 la única iglesia que quedaba fue destruida pero aún la pequeña comunidad cristiana persiste.

Cuando se convierten del islam a otra religión lo conocen como apostasía. Es castigado con la muerte para el hombre y la cadena perpetua para mujeres. En un informe realizado por Libertad Religiosa de Estados Unidos dice que los hindúes, sikhs, bahá’ís y cristianos solo representan el 0.3% de la población de 32.6 millones de personas. En Afganistán solo existe un judío llamado Zablon Simintov. Este es un hombre de negocios y su esposa e hija viven en Israel.

Según las leyes afganas quien abandona el islam sufren las consecuencias de tener su matrimonio anulado, sufrir rechazo por las demás familias y la comunidad, pierden sus empleos, además de que pueden ser asesinados.

Durante el año pasado ocurrieron asesinatos y decapitaciones de los cristianos incluyendo musulmanes chiítas que son defendidos por el gobierno. Las fuerzas militares se han ido retirando y esto ha permitido a los talibanes que puedan volver a dominar el país.

La organización Puertas Abiertas estuvo pidiendo oración por la comunidad cristiana que vive en el país. En un informe dice que “No hay una iglesia visible en Afganistán, todos los creyentes afganos viven su fe en secreto”.

Indica también el informe que la mayoría de los cristianos eran musulmanes y se han convertido durante viajes al extranjero.

Últimas Noticias Cristianas

Comentarios