Pastor Se Realiza Tatuajes Para “Evangelizar” (VÍDEO)

Dorado, Puerto Rico – Martín López esta consciente de que no es un pastor común e indica que no le interesa serlo. El pastor de la Iglesia Evangélica Luterana Getsemaní, en Dorado, afirmó que el rol de la iglesia, sobre todo en estos tiempos, es abrir puertas, promover la esperanza y aceptar a todos los que buscan refugio en la religión, sin excepciones.

Agujas trazaban las líneas de un ave fénix en el antebrazo de Martín López, de 48 años. El pastor no gritó ni mostró dolor alguno pues está acostumbrado al dolor de las agujas, a ver la tinta formar imágenes en su piel, imágenes que, afirmó, le ayudan a evangelizar.

“La casa no es del pastor, la casa es de Dios. Jesús no dijo vengan a mí los blanquitos, los que no tengan pecado, que yo los voy a hacer descansar. Él dijo todo el que esté cansado y agobiado venga a mí. No hay una partícula en esa invitación que cohíba a nadie de acercarse a él y nosotros los luteranos tomamos eso muy pero muy en serio”, contestó el pastor, de 48 años, mientras el artista del tatuaje, Julio Rivera, dibujaba en su brazo un ave fénix.

Hace cuatro años es pastor ordenado y hace cerca de 15 le hicieron su primer tatuaje, discreto, un tímido alambre de púas en lo alto del brazo, nada que ver con el inmenso ave que el artista Julio Rivera, de Body Temple Tattoo en Puerto Rico, le dibujaba. “Para servir al Señor no encontramos que eso (refiriéndose a los tatuajes) sean un impedimento, no encontramos que el pecado sea un impedimento porque ya Dios lo ha quitado”, afirmó el pastor sentado en la camilla mientras se tatuaba. “Nunca ha habido rechazo en la iglesia.” reafirmó.

De igual forma el pastor esta consciente de que su ideología provoca extrañezas, incluso al mismo artista que en la tarde del pasado jueves comenzó la primera de varias sesiones que tomará completar el tatuaje del pastor.

Rivera, artista de tatuaje, contó sonriendo “A mí, de primera intención me chocó. Vino aquí, nos conocimos, él me dijo que es el pastor de la iglesia aquí en frente y yo dije “OK, dale para atrás, ¿quién?”. No es el primero en hacerse la misma pregunta, en comentar que “no parece pastor”. A lo que contesto López diciendo “Yo no necesito parecer pastor”. Cuando alguien pregunta por el San Martín de Porres que tengo en mi brazo derecho, o el pez koi en el izquierdo, aprovecho para hablar de Dios, para explicar cada una de las imágenes con calma y con una pasión de quienes han hecho de la fe su vida entera.

El predicador también lleva tatuada la Rosa de Lutero, el símbolo del movimiento religioso inspirado en las enseñanzas de Martín Lutero.“Esto es realmente un arte que uno porta. Mucha gente quieren carros bonitos o quieren tener cuadros en sus casas… Pues a mí me gusta llevar el arte en la piel y está relacionado a mí. Además de que lo puedo usar también para evangelizar porque la gente se para y te pregunta”, afirmó.En su caso, cada tatuaje conlleva un mensaje personal y una enseñanza divina, agrega, al tiempo que aclara que “puedo ser pastor con tatuajes y sin tatuajes y todos podemos hacer la misma” obra”.

Por su parte cristianos han reaccionado con indignación a la ocurrencia.

Fuente: PrimeraHora.com

Últimas Noticias Cristianas

Comentarios